Blogia
Michel Azcueta

La división administrativa de Lima

LA DIVISION ADMINISTRATIVA DE LIMA: aportes para el debate

Michel Azcueta
Presidnte de la Escuela Mayor de Gestión Municipal

En varias ocasiones, El Comercio, ha editorializado y presentado informes y noticias sobre los cambios en Lima Metropolitana, la fuerza emergente de los llamados “Conos”, las diferencias existentes entre distritos y, de forma más valiente por la subjetividad que encierra, las difíciles relaciones entre Lima Metropolitana y la Provincia Constitucional de El Callao. Los cambios en población, en los servicios, en la movilización ciudadana, en la utilización de los recursos y en la ubicación de la pobreza en Lima y Callao, en un contexto de descentralización y regionalización como el que se vive en todo el país, a excepción, curiosamente, de la propia Lima, obligan a un análisis profundo, a un debate serio sobre las mejores alternativas para el desarrollo de la Región más poblada del Perú.

Como señala el último editorial de El Comercio del pasado viernes 25 de marzo, “es absurdo que Lima y Callao tengan 48 distritos…”. Tan absurdo es que las otras administraciones públicas, que no tienen el peso político del Congreso que define los límites distritales y provinciales, y que, por lo tanto, actúan con mucha más libertad y, por supuesto, con mayor eficacia, han dividido a Lima Metropolitana de muy distinta manera. Por ejemplo, el sector educación funciona en base a SIETE territorios, las conocidas como Unidades de Gestión Educativa Local (UGEL); lo mismo ocurre con el sector Salud, que tiene CUATRO direcciones zonales, y el Poder Judicial y la SUNARP que han comenzado a descentralizarse en los Conos, también con oficinas descentralizadas, y hasta la Policía Nacional con sus nuevos Comandos Norte, Sur y Este.

La propia Iglesia Católica, que tanto sabe de distribución de territorios desde hace siglos (nada más hay que comparar el Mapa Eclesiástico del Perú, con sus diócesis y Arquidiócesis, tan coherente desde el punto de vista de población, comunicación y cultura…), se adelantó, también en Lima, creando las Diócesis de Carabayllo (Lima Norte), Chosica (Lima Este), Lurín (Lima Sur), cada una con su propio Obispo, clero, administración, etc., y Lima Centro que sigue siendo dirigida por el Arzobispo de Lima.
Por supuesto, que se ha fortalecido, también desde la Iglesia Católica, las nuevas identidades que han ido surgiendo en Lima Metropolitana, y ha mejorado la relación entre los pobladores y la prestación de los servicios, en este caso, religiosos.

Vemos, pues, que la división meramente política de Lima Metropolitana está siendo, en la práctica, sobrepasada por la realidad.

La propuesta de crear seis territorios que podríamos considerar provincias, cinco en Lima y la Constitucional de El Callao, nos parece coherente y merece un análisis profundo de parte de los técnicos, de los políticos, de las administraciones públicas y de los propios Gobiernos Locales de Lima y de El Callao, incorporándonos, de una vez, al proceso de descentralización y regionalización que se está viviendo por todo el Perú.

Los partidos políticos no deberían tener miedo a participar en este debate ya que, de hecho, disminuiría el número de alcaldes y regidores y, con ello, el número de cargos disponibles para futuros candidatos. Lo que importa es que Lima y Callao avancen en su desarrollo integral, que se asuma todo lo nuevo que ha surgido en la amplísima Metrópolis Urbana de Lima-Callao, que se puedan desarrollar mejor y más equitativamente sus potencialidades y que sus ciudadanos vivan mejor y de manera digna, que es lo que queremos para todos los peruanos.

El Comercio inició el debate…agarrarán el guante los congresistas, los alcaldes, los políticos?










(25/037059
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres