Blogia
Michel Azcueta

LOS INICIOS DEL PARQUE INDUSTRIAL DE VILLA EL SALVADOR.

LOS INICIOS DEL PARQUE INDUSTRIAL DE VILLA EL SALVADOR.    

                                        Michel Azcueta 

 Estamos cumpliendo 20 años desde la creación de la Autoridad  Autónoma del Parque Industrial del Cono Sur, y, como es natural surgen evaluaciones, comentarios para recordar y analizar estos 20 años del Parque Industrial. Quisiera, entonces, recordar cómo se logró relanzar el Parque y la creación de la Autoridad Autónoma que me tocó dirigir y que, en la práctica concreta significó, más allá de palabras y buenos deseos, el inicio del Parque  Industrial de Villa El Salvador. 

Cuando, en 1984, se inicia la primera gestión municipal en el recién creado distrito de Villa El Salvador, recogimos el sentir de la CUAVES y del conjunto de la población de alcanzar, como prioridad absoluta, el objetivo de hacer realidad el Parque Industrial. 

Nos encontramos un Parque pensado para la gran industria, con lotes de 40,000 metros cuadrados, dependiendo en parte del Ministerio de Vivienda y en parte del Ministerio de Industria, sin servicios de agua ni desagüe,  apenas con algunas conexiones  eléctricas…Es decir, abandonado a su suerte, sin presupuesto ni inversión. 

Inmediatamente, comenzamos las reuniones a varios niveles: con los Ministerios, con la Comunidad, con los empresarios de Villa El Salvador. 

El año siguiente, 1985, vivimos un acontecimiento colateral, pero que también influyo en el proceso que comentamos, fue la visita del Papa Juan Pablo II a Villa El Salvador cuando, junto con las autoridades de la Iglesia Católica decidimos que la reunión del Papa con todos los pobladores fuera en las pampas del Parque Industrial, de manera que se hizo mas conocida la zona y mas y mas se hablaba del Parque Industrial de Villa El Salvador.

 Ese mismo año,  hubo elecciones ganando la presidencia, como se recordará Alan García. En ese nuevo contexto, retomamos con mas fuerza las actividades relacionadas con ese gran objetivo y elaboramos un plan de presencia del Gobierno Local en la zona del abandonado Parque Industrial.

 En primer lugar, tomamos la decisión de COMPRAR  a ENACE un terreno en el mismo Parque, con el objetivo de que la Municipalidad tuviera presencia real y pudiera hablar de tu a tu tanto con los Ministerios señalados como con los empresarios que habian comprado un terreno grande y no lo usaban. En ese terreno se puso la primera empresa municipal, una de construcción de bloques y losetas de cemento que se utilizaron en la construcción de la Plaza de la Solidaridad. Este terreno sigue siendo propiedad del municipio, y es donde actualmente se encuentra la maestranza del servicio de limpieza pública. Se había logrado un primer objetivo. 

Tuvimos una segunda oportunidad que aprovechamos bien: el Fondo de las Naciones Unidas para los Refugiados quería ayudar a los cubanos que vivían en Villa El Salvador y se pensó en un pequeño fondo para trabajo. En base  alas coordinaciones, logramos que se instalara una pequeña fabrica de queso y yogurt con apoyo del ACNUR, siendo la segunda fábrica que, en medio del arenal, se instalaba formalmente en el Parque. Con ello, teníamos un importante nuevo aliado: la Organización de las Naciones Unidas, como se comprobó años después con el convenio con ONUDI. 

Paralelamente a todo  este objetivo de tener una presencia real de Villa El Salvador en la zona del Parque, comenzamos las reuniones con los empresarios del Distrito. Había varias asociaciones de diferente tipo y nivel. No contábamos con un padrón de empresarios ni con un análisis de sus capacidades y potencialidades empresariales. Pero en el esquema del gobierno local que ya entraba en su segundo periodo después de una nueva elección democrática, la participación de los vecinos en el plan de desarrollo, la cogestión real, el reparto de responsabilidades siempre fue la línea central de la gestión que, por aquellos años, nos toco dirigir. Una y otra vez decíamos que un parque industrial lo hacen los empresarios. No hubo nunca la voluntad de iniciar empresas municipales  -la pequeña empresa de bloques fue una táctica para que, como ya explicamos, el municipio tuviera presencia en el parque- por lo que la organización de los empresarios de Villa El Salvador como actores principales de este gran objetivo del Plan de ‘Desarrollo Integral, era una prioridad.

 Gracias a la concertación del gobierno local con los representantes de diferentes organizaciones gremiales, junto con el vecino y empresario Máximo Huarcaya y el apoyo técnico de un joven Ingeniero Celso Rau se fueron convocando a varias reuniones ampliadas en el primer sector y se llego a la fundación de APEMIVES, como consta en el acta de fundación, avanzando hacia la centralización de aquellas organizaciones en una sola, de todo el Distrito.

 Con ello, Villa El Salvador tenia mucha mas fuerza para lograr el objetivo del Parque Industrial, tantas veces propuesto desde la misma fundación de Villa El Salvador en l971. Contábamos ya con tres actores que nos unimos con ese fin: un gobierno local democrático, consolidado y con llegada a los diferentes sectores, incluyendo el Gobierno Central, el Congreso de la Republica y los ámbitos internacionales, una CUAVES renovada y activa compartiendo objetivos, y un gremio empresarial que comenzaba a entender la necesidad de trabajar juntos y de capacitarse para no quedarse simplemente en empresas artesanales sino realmente para ser el sujeto principal de un futuro emporio empresarial, productivo, generador de empleo y de bienestar.

 Hace 20 años, en mayo de 1987, en el contexto que recordamos, se produjo otro acontecimiento comunal, nacional e internacional: Villa El Salvador fue reconocido mundialmente al otorgársele el Premio Príncipe de Asturias a la Concordia, por un jurado compuesto por los representantes de cada uno de los países latinoamericanos, además de España, Portugal y Filipinas. El Presidente Alan García llamo a la alcaldía de Villa El Salvador para felicitar a todo el pueblo en nombre del gobierno y preguntando que mas se podía hacer. No dudamos ni un instante. “Presidente, entréguenos el Parque Industrial porque el pueblo de Villa El Salvador sabrá sacarlo adelante.” 

Y así, fue. Preparamos juntos la Ley de la Autoridad Autónoma del Parque Industrial, incorporando en su directorio, con voz y voto al Gobierno Local, que la presidiría, a la CUAVES y a APEMIVES. 

El Parque Industrial comenzaba, por fin, su marcha. Muchos son los actores que lo hicieron posible desde la Comunidad, desde los empresarios, desde el Gobierno Local.

  Desde la Autoridad Autónoma y con la participación directa de todos los mencionados se tomaron las mejores decisiones para servir a la pequeña empresa, para asegurar un plan de desarrollo, para fortalecer la capacitación empresarial tanto en la calidad como en la misma gestión…Todo lo que siguió después, quizás, es mas conocido….     

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

María Cayuela -

Estimado Michel Azcueta:

Le escribimos desde la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Sevilla para invitarle a participar en el ciclo de conferencias Aula Americana. ¿Podría indicarnos alguna dirección de correo electrónico a la que escribirle?

Atentamente,
María Cayuela
Paco Marqués

Alberto Gonzales Ortega -

LE FELICITO POR EL ARTICULO O COEMNTARIO QUE ACABO DE LEER, DR. LE PIDO UN GRAN FAVOR COMO PUEDO HACER PARA ACCEDER A UN BOLG. COMO UD. PARA YO EXPRESARME LO QUE TENGO QUE HACER Y LO QUE PIENSO. POR FAVOR AYUDEME
ATTE
ALBERTO
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres