Blogia
Michel Azcueta

LA CULTURA EN LA POLITICA Y GESTION MUNICIPALES

                                                    Michel Azcueta
A lo largo de los meses de reflexión y compartir experiencias en el proyecto “Cultura y Desarrollo Local”, se nos ha planteado varias veces la pregunta si los gobiernos locales deben contar con una política cultural propia o incorporar las actividades llamadas culturales a la política municipal…un dilema tan viejo como aquello de “qué es primero, el huevo o la gallina?” o el clásico…”todo o nada”  !
 Siempre hemos defendido que los gobiernos locales (y, por supuesto, los regionales y el nacional…) deben de tener un plan integral de desarrollo, con una visión y objetivos compartidos por la ciudadanía. Es ahí, en la visión integral, donde ubicamos también la cultura y sus diferentes procesos y manifestaciones, como algo vivo, algo que hay que tener en cuenta en un modelo de gestión centrado en las personas, con sus relaciones sociales, su creatividad, sus potencialidades personales y colectivas,  su idea de progreso…
 La cultura de un pueblo es la que define la visión y el plan integral. Por eso resulta, a veces, tan difícil hablar de “políticas culturales” y no caer en un simple plan de “actividades culturales”, que se resumen en apoyo a concursos, organización de fiestas, espectáculos, y algo de música y folklore…  
La cultura es lo que hace que un plan integral sea singular, propio de una comunidad, de un distrito, de una provincia. Es lo que lo hace diferente a otros. La visión de futuro y los ejes de desarrollo y de gestión que de ella se derivan y se concretan en el plan, parten de la identidad de cada pueblo y avanzan, a través de los objetivos de desarrollo, hacia el fortalecimiento de dicha identidad lanzando hacia el futuro las raíces propias que son el fundamento, la base de cada comunidad.
 Al considerar de esta manera la cultura en la política y gestión municipal, se descubre, también, el rol de los agentes culturales, tal como lo viene haciendo el plan de actividades del proyecto, aportando cada uno desde su lugar y ejercitando las diferentes funciones de conservación, mediación e innovación. El alcalde, los regidores, los técnicos y funcionarios municipales y los propios ciudadanos y ciudadanas encontramos,  entonces, nuestro propio lugar  en la relación entre  cultura y desarrollo.
Entendiéndolo así, desde una visión integral y con los actores sociales bien definidos, el gobierno local promoverá con éxito un modelo de desarrollo local que, a su vez, promueve la cultura e identidad propias, en el contexto nacional e internacional del Siglo XXI.
                                                      Agosto, 2007
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres