Blogia
Michel Azcueta

Carta de Erich Fromm

Mi  querido Michel:

Me ha dado una gran alegría saber que encontraste estos textos  míos  precisamente en México, donde trabajé, investigué y escribí la mayoría de ellos…y gracias por seguir comentándolos y haciendo que otros los lean…espero contribuir a que muchas personas, hombres y mujeres, se conozcan mejor y reconozcan el medio donde se desarrollan y, así, se transformen a sí mismos y transformen el mundo.

Porque, sabes, Michel, el hombre es, sobre todo, un ser social. Con mis estudios y mis trabajos, me he dado cuenta que el sicoanálisis reformado atiende especialmente a los fenómenos síquicos que fundan la patología de la sociedad presente en la enajenación, la angustia, la soledad, el miedo  a la profundidad del sentimiento, la escasez de actividad y la falta de alegría.  A estos síntomas corresponde ahora el papel principal que desempeñaba en tiempos de Freud la represión de la sexualidad.

Por eso, la teoría sicoanalítica debe poder revelar los aspectos inconscientes de estos síntomas y su carácter patógeno para la familia y para la sociedad. El sicoanálisis debe estudiar, además la “patología de la normalidad”, esa leve  esquizofrenia crónica provocada por la actual y futura sociedad tecno-cibernética, esquizofrenia producida por la vinculación del ser humano a ídolos y a la fe en espejismos e ideologías, escudándose en un supuesto “sentido común”, en la “fuerza de las cosas”, en lo que es “normal”, en lo “que está claro”…

Estoy cada vez más convencido, estimado amigo, que los impulsos pueden ser regresivos, arcaicos y autodestructivos, o pueden contribuir al pleno desarrollo del ser humano, haciéndolo uno con el universo, en libertad e integridad.

Entonces, coincidiendo nuevamente  Michel, las necesidades humanas más allá de la supervivencia no serán consecuencia del disgusto y de la “pobreza”, sino fruto de una plétora  de posibilidades que hacen a la persona aspirar apasionadamente a proyectarse en los objetos correspondientes: este ser humano nuevo deseará amar porque tiene corazón, gustará de pensar porque tiene cerebro, querrá tocar porque tiene piel.

Qué alegría me da, mi querido Michel, que varios años después, todas estas ideas e investigaciones te ayuden a ti y a muchos otros, a colocar a la persona humana como centro del auténtico desarrollo y a insistir más en las potencialidades y en el futuro que en las deficiencias y la autodestrucción.

Les deseo mucha suerte en las propuestas que siguen haciendo como la del “Mapa de la Riqueza” y la lucha contra la mediocridad y, sabes, esto no es sólo para el Perú sino para el mundo entero. No tengamos miedo a la libertad y sigamos construyendo el futuro.

Un abrazo,

Erich Fromm

Ciudad de México, 1975

(entregado en Ciudad de México agosto del 2008).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Tonny Andersson -

una sonrisa siembra mucha alegría. Quizás esto pueda servir en mucho.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres