Blogia
Michel Azcueta

UNA RELACION EXTRAORDINARIA: VILLA EL SALVADOR Y LA EDUCACION

                  

                                                                                            Michel Azcueta

Siempre hay y habrá muchas maneras de acercarse a la historia de Villa El Salvador en sus 38 años de existencia…se puede analizar la organización comunal, la participación de la mujer y de la juventud, las  luchas y movilizaciones, los momentos especiales, las visitas ilustres, el comercio y el parque industrial, las comunidades cristianas, la arborización y los parques y un sinnúmero de aspectos que forman la vida de todo un pueblo. Pero, sin lugar a dudas, hay uno que destaca desde la misma fundación de Villa El Salvador hasta el presente: la preocupación, el interés, los logros e iniciativas por la EDUCACION.

Nace Villa El Salvador en el mes de mayo, iniciado ya el año escolar y con un presupuesto anual avanzado…Los pobladores se van asentando semana tras semana y, poco a poco, las familias se van completando, ya no sólo se quedan a dormir y a cuidar las esteras sino que papá, mamá e  hijos se van quedando en el arenal, por lo que la preocupación por la educación va tomando más fuerza.

Lo primero que hicieron los vecinos y dirigentes es reservar áreas para los futuros centros educativos, y áreas grandes, las más grandes de cualquier Pueblo Joven existente en el Perú, pensando siempre que se irían desarrollando desde las primeras aulas de esteras hasta contar con talleres, laboratorios, granjas experimentales…por eso, todos los Centros Educativos de Villa El Salvador tienen esos grandes espacios y terrenos.

Junto a ello, vino la movilización de la población y su relación especial con el Presidente Velasco, que acogió inmediatamente el pedido de la nueva comunidad que surgía y, pasando por encima de presupuestos y calendarios escolares, en el mes de setiembre, se funda el primer centro educativo en el grupo 10 del primer sector, dándole el número 7072…Fueron unas primeras aulas prefabricadas, que fueron inauguradas por la Sra. Consuelo de Velasco y bendecidas por Monseñor Bambarén, Obispo de los Pueblos Jóvenes.

Paralelamente, desde los primeros meses, un grupo de jóvenes de la promoción 1971 de la Universidad Católica proponen y logran que se cree un centro educativo experimental, que fue aprobado también ese mes de setiembre, con el nombre de Centro Educativo Comunal de Villa El Salvador, ocupando el terreno en el grupo 15 del tercer sector de Villa El Salvador.

Los meses siguientes fueron de una gran movilización de los padres de familia, ya que Villa El Salvador crecía y crecía, extendiéndose por los nuevos sectores, exigiendo al gobierno que  se crearan nuevos colegios ya que la comunidad aseguraba los terrenos y la mano de obra en trabajos comunales para levantar las primeras aulas, pero que el Gobierno creara los colegios y asegurara la remuneración de los profesores.

Entrados ya a febrero de 1972, y acercándose el nuevo año escolar, la preocupación es mayor así como las exigencias ante el gobierno militar que, dada la importancia que da al nuevo asentamiento humano, accede aprobar un presupuesto extraordinario –fuera de lo aprobado para 1972- y autoriza la creación de ONCE ANEXOS al ya creado centro educativo 7072, de manera que todos los colegios de Villa El Salvador, incluido el CECOM transformado ya en el CECOM Fe y Alegría, llevan ese número oficial y contarían con un pequeño número de profesores contratados en cada colegio, dándose inicio al nuevo año escolar en el mes de abril, al igual que por todo el Perú, siendo ésta una de las primeras y grandes victorias del pueblo de Villa El Salvador.

Es, quizás está gran victoria la que fue marcando los años siguientes la extraordinaria relación entre Villa El Salvador y la educación: vendrían después la fundación de nuevos colegios, la gran marcha del 23 de abril de 1976 por la educación, la creación del PROMAE, del Instituto Tecnológico Julio C. Tello, etc. así como experiencias innovadoras, únicas en el Perú, como fue la creación de los PRONOEIS comunales, junto con las animadoras de educación inicial, obras todas ellas de la población organizada ya, desde 1973, en la CUAVES.

Hay que recordar también, en esos años, otras experiencias extra-escolares pero que conforman esta rica relación que comentamos: el programa ALFIN, de alfabetización concientizadora por todos los sectores de Villa El Salvador, la formación de grupos culturales, teatrales, artísticos, como “El Ayllu” y el Centro de Comunicación Popular, en 1974. La reforma de la Educación de Velasco recogió mucho de todas estas experiencias de manera que la UNESCO y grandes pensadores como Paulo Freire e Ivan Illich conocieron personalmente las propuestas educativas de la comunidad. La “Universidad Libre”, funcionando en el Centro de Comunicación Popular fue otro de los hitos de este admirable proceso educativo.

En momentos críticos para la educación y para la democracia, gobernando ya el general golpista Morales Bermúdez,  en 1977 y 1978, Villa El Salvador dice presente en las grandes movilizaciones, los paros nacionales y las históricas huelgas del SUTEP de aquellos años, donde los padres de familia, los alumnos secundarios y los profesores de Villa El Salvador defendieron la gratuidad de la enseñanza, siendo detenidos muchos de ellos y separados de la educación los principales dirigentes magisteriales de cada uno de los centros educativos. Esta etapa de lucha significó un nuevo ejemplo de la CUAVES para todo el Perú, celebrándose la victoria y la reposición de los maestros despedidos, con la llegada de la democracia en julio de 1980, siendo ya presidente Fernando Belaúnde.

Con la creación del distrito, a partir de 1984, se continúa, junto con la CUAVES la creación de nuevos centros educativos por las nuevas zonas de Villa El Salvador, desde el Técnico Agropecuario hasta los nuevos de la Urbanización Pachacamac y se avanza en la aprobación del Instituto Pedagógico para la formación de maestros en el seno mismo de Villa El Salvador.

CUAVES y Municipio, a través de la comisión mixta deciden crear un Grupo Residencial, el grupo 9 del sexto sector, entregándoselo a aquellos profesores que deseen vivir en Villa El Salvador para fortalecer la relación entre los contenidos pedagógicos que se enseñen en los centros educativos y la vida comunal, promoviendo la participación de los jóvenes estudiantes en las organizaciones sociales.

Se sigue avanzando a nivel escolar y extraescolar. Nuevos grupos culturales, juveniles, la asociación Amigos de Villa, Arena y Esteras, Vichama, la Casa Alternativa, el CIJAC, Casa Abierta, Deporte y Vida…por nombrar sólo algunos de los grupos…La inauguración de Stereo Villa y del Canal 45 se enmarca también dentro de esta relación Educación-Comunidad. Formación profesional, logrando la municipalidad que el SENATI tenga su sede de Lima Sur en el Parque Industrial. Importantísimas acciones de capacitación de la mujer llevadas a cabo desde la Federación Popular de Mujeres de Villa El Salvador, tal como quería su presidenta, la inolvidable María Elena Moyano. Se forma la Mesa de Educación, se llevará a cabo el Congreso Distrital de Educación, investigaciones y publicaciones sobre las diferentes experiencias pedagógicas y educativas que se realizan a lo largo de los años en Villa El Salvador.

Los años pasan, Villa El Salvador se consolida como pueblo, como municipio, como Comunidad y se propone nuevos objetivos de acuerdo a lo que se iba viviendo en el Perú. Por un lado, una educación para la paz, en momentos de violencia generalizada que supuso entregar desde Villa El Salvador, nuevos mártires sociales reconocidos por todo el Perú. Y, por otro, la preocupación por la educación superior, las nuevas tecnologías…Y ello, gracias a nuevas movilizaciones de toda la comunidad y sus organizaciones, se concretará en la fundación de la Universidad Nacional tecnológica del Cono Sur, UNTECS, creada por el congreso de la república durante el breve y democrático gobierno de Valentín Paniagua y puesta en funcionamiento durante el gobierno de Alejandro Toledo. Villa El Salvador es sede también de la Universidad Científica del Sur, en la zona de playas, y de la Universidad Autónoma en la Panamericana Sur, sin contar numerosos centros particulares e institutos.

Es, definitivamente, una relación extraordinaria que no la tienen muchos otros pueblos, y, muy importante, se trata de una gran creación colectiva. Y es por eso que Villa El Salvador tiene una base cultural que le ha ayudado a construir una IDENTIDAD propia, más allá de problemas, de situaciones difíciles y de fracasos notorios. Pero un pueblo con identidad sabe superar siempre con éxito los problemas. Y un pueblo educado sabe generar ideas y propuestas de cara al futuro. De ahí la obligación de todos nosotros de continuar y profundizar esta relación Educación-Comunidad, de seguir haciendo de todo Villa El Salvador un gran ambiente pedagógico y de todas nuestras acciones, unas prácticas educativas. No tengo la menor duda que, entrados ya en el siglo XXI, surgirán desde Villa El Salvador experiencias positivas como nuevos aportes a esta necesaria relación entre Educación y Comunidad.

                                                                    Villa El Salvador, mayo del 2009.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

alex -

ME ENCANTAN TODAS TUS HISTORIAS SOY EL HIJO DE LA SEÑORA MARILU

marilu -

michel eres la persona indicada para ser el proximo alcalde
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres