Blogia
Michel Azcueta

villa el salvador

20 años de la captura de Abimael Guzmán.

VILLA EL SALVADOR

CIUDAD MENSAJERA DE LA PAZ

Hitos importantes en la defensa de la vida y de la justicia social contra la violencia y el terror.

Michel Azcueta – Setiembre 2012

 

 

1980, Mayo: Desde Villa El Salvador se denuncia que el movimiento Sendero Luminoso ni es revolucionario ni es popular sino que va contra el pueblo, con la izquierda y sus dirigentes.

 

1984: Se inicia la primera gestión municipal bajo el lema de PAZ CON JUSTICIA SOCIAL, lema que se mantendrá a lo largo de los años de violencia. Se realizan múltiples actividades entre ellas la primera marcha por la paz que une a todo el distrito.

 

1985: Febrero, 5: Juan Pablo II en Villa El Salvador. Recibe las llaves de la ciudad de Huamanga que no pudo entregárselas la alcaldesa Leonor Zamora, posteriormente asesinada por Sendero.

 

1986: 14 noviembre: el diario La República designa a Villa El Salvador como “Personaje del Año”.

 

1987: 15 de mayo: Premio Príncipe de Asturias a la Concordia, poniendo a Villa El Salvador como ejemplo de desarrollo solidario.

 

              Setiembre: Naciones Unidas otorga a Villa El Salvador el título de “CIUDAD MENSAJERA DE LA PAZ”.

 

            18 Noviembre: Asamblea Nacional Popular en Villa El Salvador rechaza al MRTA y  condena la violencia del Estado y el terror de Sendero Luminoso.

 

1988: agosto, Consejo Internacional de la Federación Mundial de Ciudades Unidas en Villa El Salvador: homenaje a alcaldes y regidores en zonas de violencia y terror. Discurso de Fermín Azparren, alcalde de Huamanga, asesinado semanas después pro Sendero Luminoso.

 

1989-1993: guerra ideológica, política y física en Villa El Salvador: toque de queda, batidas permanentes del ejército  contra los pobladores, apagones producidos por la acción terrorista que dejan a Villa El Salvador y sectores populares sin luz ni agua durante días; miopía, cobardía y oportunismo en algunos dirigentes centrales del ejecutivo comunal y del parque industrial que nunca llegan a zanjar con el terrorismo. Se intensifica guerra sucia contra María Elena Moyano, Michel Azcueta, Yoni Rodriguez y el párroco de Villa El Salvador Gregorio Chisson.

 

1991, noviembre: María Elena Moyano, elegida “personaje del año” por el diario La República.

 

1992, 14 febrero: en la madrugada estallan dos bombas en casa de Michel Azcueta, grupo 10 del tercer sector. A mediodía marcha por la paz y contra el terror en el Parque Industrial. Zanjamiento público con Sendero de parte de María Elena Moyano.

 

               15 febrero: monstruoso asesinato de María Elena Moyano en el grupo 23 del primer sector.

 

               17 febrero: multitudinario entierro de María Elena Moyano, acompañada de miles de pobladores que rechazan el terrorismo y que produce el rechazo nacional e internacional a Sendero que queda ya definitivamente aislado como grupo terrorista y antipopular. Ningún miembro del gobierno de Fujimori se hace presente. El ejecutivo comunal de la CUAVES rechaza condenar los atentados y se aísla de dirigentes y pobladores.

 

               8, abril: coche bomba estalla junto a la comisaría, municipalidad y Centro de Comunicación. Muere el mayor PNP Guillermo Pércovich, comisario de  Villa El Salvador.

 

              16 y 17 julio: coches bombas en Villa El Salvador y en Tarata: aumenta el repudio total hacia Sendero.

             Setiembre: histórica marcha de Villa El Salvador y Miraflores unidos por la paz y la justicia social.

 

1993: 11 enero: asesinato de Rolando Galindo, teniente alcalde de Villa El Salvador, en el segundo sector.

 

               28 enero: asesinato de Alejandro Pantigoso y su esposa, en el sexto sector.  El era candidato a la alcaldía de Villa El Salvador.

 

              16 junio: atentado contra Michel Azcueta a las puertas del colegio Fe y Alegría, tercer sector. Queda malherido al igual que otras seis personas, cinco de ellas estudiantes.

 

RECORDAR LOS AÑOS DE VIOLENCIA Y DEL TERROR PARA QUE NUNCA MAS SE REPITAN.

PAZ CON JUSTICIA SOCIAL.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

villa El Salvador 1971-2012 CONSTRUYENDO EL FUTURO.

villa El Salvador 1971-2012 CONSTRUYENDO EL FUTURO.

1971 - 2012: 41 AÑOS CONSTRUYENDO EL FUTURO.
UNIDAD EN LA DIVERSIDAD.

Villa El Salvador nació lanzado al futuro...No había otra...Miles de personas llegando al arenal con una gran ilusión: iniciar una nueva etapa en cada una de nuestras vidas, cuidar a la familia, mejorar el nivel de vida, construir una casa en el lote que recibíamos, asegurar la educación y los puestos de trabajo...donde no hay nada, haremos todo..!! Si no hubiésemos aceptado construir el futuro, estos arenales seguirían habitados por lechuzas, por alacranes y por unos cuantos chanchos malolientes de unas chancherías semienterradas en la arena. Pero los primeros pobladores y, de manera especial, las mujeres aceptaron el reto. Luego vino la organización, dirigentes comprometidos también con el futuro concretado en el primer plan de desarrollo integral de la CUAVES. Hubo entonces un futuro, un plan; hubo un instrumento: la organización; hubo una voluntad: la unidad en la diversidad; hubo un contexto: cambios y reformas nacionales...y así comenzó la transformación del arenal que todavía continúa. Todavía hay mucho que soñar, todavía hay mucho que inventar pero la historia de estos 41 años nos ha enseñado un camino seguro a seguir: un plan, un instrumento, una voluntad y un contexto favorable a los cambios, a la participación, a la justicia y a la solidaridad...Entre todos podemos seguir este camino hacia el 2021, bicentenario de la independencia del Perú y 50 años de nuestra comunidad. VILLA EL SALVADOR, SIEMPRE GRANDE, NUNCA MEDIOCRE. Feliz aniversario..!!
Michel Azcueta, 
mayo 2012
(FOTO:Reunión de la CUAVES con Apolinario Rojas y Antonio Aragón).

PRIMEROS CUARENTA AÑOS DE VILLA EL SALVADOR

VILLA EL SALVADOR SIEMPRE GRANDE

 

Han pasado cuarenta años desde aquél día de mayo  de 1971 en que cientos y cientos de peruanos sin techo llegaban a los arenales del sur de Lima dando nacimiento a Villa El Salvador.

Se puede hablar y escribir mucho sobre estos cuarenta años, pero  creo que lo más importante y lo que ha hecho y hace grande a Villa El Salvador es que siempre ha estado presente en la realidad nacional desde 1971 hasta el día de hoy,,, en lo bueno, en lo malo y en lo feo, pero siempre presente desde el gobierno del general Velasco, que dio las tierras y los primeros ánimos para poblar el desierto hasta el 2011, pasando por todo, por luchas contra la dictadura, por construcción de la democracia, por combatir el cólera y todo tipo de crisis, por defender la paz y la v ida, por fortalecer la educación y la producción, dando ejemplo de organización, de participación y de lucha cuando ha sido necesario.

Claro que también hemos tenido fracasos, momentos difíciles y problemas no resueltos todavía, pero nadie podrá decir nunca que Villa El Salvador ha sido o es una comunidad mediocre, un distrito sin peso, un pueblo ajeno a la realidad nacional e incluso internacional…

Por todo ello, Villa El Salvador es grande y merece celebrar por todo lo alto sus primeros cuarenta años de historia.

LA SEMILLA AUTOGESTIONARIA EN VILLA EL SALVADOR

LA SEMILLA AUTOGESTIONARIA

Villa El Salvador nace en plena efervescencia de las reformas del gobierno del general Juan Velasco Alvarado. Una de estas reformas era la de la propiedad por lo que llegó a haber distintos modos de propiedad: la privada, la pública estatal, la comunal, la social, intentando un modelo de desarrollo distinto al capitalista. Junto a ello, se valoraba mucho la AUTOGESTION especialmente en la producción por lo que se fomentó las comunidades campesinas, la comunidad industrial junto con la propiedad social.

Es en este contexto que surge Villa El Salvador y nuestra Comunidad Urbana Autogestionaria, CUAVES, como un ejemplo tanto de trabajo propio como de relación con el Estado y con los demás sectores de la sociedad peruana.

La semilla autogestionaria germinó en Villa El Salvador, más allá de que no se lograra construir, a nivel nacional, un modelo distinto del capitalista. Aquí nos ha gustado partir de nuestras propias fuerzas, producir y comercializar, no esperar tanto del Estado pero sí defender nuestros derechos…Por eso surgieron talleres, mercados cooperativos y asociativos, bodegas y, más tarde, empresas de transporte, de servicios e  industriales hasta llegar al Parque Industrial, a las zonas comerciales, y a los negocios de diferente tipo. NUNCA QUISIMOS SER CIUDAD DORMITORIO  si no, al contrario, UN DISTRITO PRODUCTIVO, y lo estamos consiguiendo.

En este aniversario 40 cuidemos la semilla autogestionaria con mucho orgullo para ser hombres y mujeres libres, independientes, aprovechando nuestras potencialidades, generando nuevas oportunidades económicas para elevar el nivel de vida de toda la población.

1993_Acuerdos y desacuerdos

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

PEQUEÑAS HISTORIAS DE UNA GRAN HISTORIA: JUAN PABLO II EN VILLA EL SALVADOR.

      

                                         Michel Azcueta

Un día como hoy, hace ahora 25 años, Juan Pablo II, el Papa Peregrino llegaba a Villa El Salvador a reunirse con los pobladores de Lima y de todo el Perú. Su grito “Por el bien del Perú: no puede faltar el pan de cada día en los Pueblos Jóvenes!!!”…y su deseo de que todos nosotros, toda la humanidad, sigamos teniendo “hambre de Dios”, resuenan en nuestros oídos, en nuestro corazón, en nuestra memoria…Fue un día extraordinario como pocos, un día realmente histórico…y hay pequeñas historias que le precedieron…

En 1984 se anunció la posibilidad de que Juan Pablo II visitara el Perú. Inmediatamente, todo el pueblo de Villa El Salvador comenzó a movilizarse para que el Papa, en caso de venir al Perú, visitara nuestra Comunidad. En primer lugar, el equipo pastoral de la Parroquia (recordemos que en aquellos años, todo Villa El Salvador era una sola parroquia…) se puso en movimiento con el Padre José a la cabeza, recordando que él mismo había visitado al cardenal Wojtila en su Polonia natal; al equipo de la Parroquia se unió el equipo municipal en pleno y la comunidad organizada para lograr ese gran objetivo. Recibimos el apoyo entusiasta de Monseñor German Schmit, Obispo Auxiliar de Lima para todo el Cono Sur que se quedaba muchísimas noches en la parroquia de Villa El Salvador. Y, a través de él, semanas más tarde, se recibió el apoyo total del Cardenal Juan Landázuri que aprobó esta visita.

A partir de ahí, todo fue movimiento, entusiasmo, cooperación, alegría…En un viaje a Roma, tuve el honor y la alegría de entregar personalmente al Papa en el Vaticano tres cartas, invitándole a visitar a Villa El Salvador: la primera del propio Cardenal Landázuri, presentándonos al Papa, la segunda del Padre José y una tercera de la alcaldía…Juan Pablo nos dijo que esperaba llegar al Perú y que rezáramos para que este deseo se cumpliera….

Diciembre del 84, enero del 85 fueron de reuniones, planificación, ensayos….Lo primero, con el permanente apoyo del Cardenal y bajo la dirección de Monseñor Schmit, se eligió el tema central del diálogo del Papa con los Pueblos Jóvenes, como se denominó a la visita programada para el 5 de febrero en la mañana: se le hablaría al Papa del hambre, de la salud y de la desocupación entre los pobladores. Una vez más el Cardenal dió su visto bueno. Se eligió la pampa de lo que hoy día es el Parque Industrial que, en esa época, todavía era un arenal inmenso como el lugar adecuado para dicho encuentro…Los jóvenes voluntarios de todas las parroquias de Lima Sur ensayaban a pleno sol veraniego, en plena pampa, sudando de tal manera que tuvo que traerse un inmenso paracaídas a modo de sombrilla en los descansos de los ensayos; se coordinó con la policía nacional y con defensa civil para preparar mejor la llegada del Papa y el acto mismo, pensando que vendrían cientos de miles de personas a Villa El Salvador; con apoyo de la propia Iglesia, la municipalidad distrital  enripió una entrada (hasta ese entonces inexistente) desde la Panamericana Sur hacia Villa El Salvador por el Parque Zonal Huayna Capac (que sería la base para la actual pista y el actual by pass); se prepararon los textos que el matrimonio Chero leería al Papa y así, el ambiente se iba preparando para el gran día, el 5 de febrero de 1985…

La noche del 4, víspera del encuentro del Papa con los pobladores, fue increíble…Habíamos lotizado la pampa por cuadras, con responsables de seguridad, con kioskos de agua y gaseosas dirigidos por las señoras de la Federación Popular de Mujeres, con apoyo de la policía nacional y de defensa civil…Una noche de verano, con una luna hermosa…y comenzaron a llegar….miles y miles, cientos de miles, más de un millón de personas en el arenal, en orden, cantando, alegres, solidarios, con esperanza, en paz, sin dormir un minuto, esperando toda la noche al Papa Peregrino…A las 8.40 de la mañana del 5 de febrero llegaba Juan Pablo II, acompañado del Cardenal Landázuri, a Villa El Salvador por la Avda. Pachacútec…Me tocó recibirle en nombre de todo el pueblo y de los pobladores del Perú; Monseñor Bambarén y el Padre José le recibieron en el estrado…Casi dos millones de peruanos y cinco mil periodistas esperaban sus palabras…Lo que siguió ya es conocido. El 5 de febrero de 1984 se transformó en un día histórico para la Iglesia peruana, para Villa El Salvador, para el Perú y para los pobres de América Latina…y, estoy seguro, para el propio Juan Pablo II. Lo seguimos recordando…Que no falte el pan de cada día en los Pueblos Jóvenes!!  Que el hambre de Dios permanezca…!!

                          Villa El Salvador, 5 de febrero 2010.

UNA RELACION EXTRAORDINARIA: VILLA EL SALVADOR Y LA EDUCACION

                  

                                                                                            Michel Azcueta

Siempre hay y habrá muchas maneras de acercarse a la historia de Villa El Salvador en sus 38 años de existencia…se puede analizar la organización comunal, la participación de la mujer y de la juventud, las  luchas y movilizaciones, los momentos especiales, las visitas ilustres, el comercio y el parque industrial, las comunidades cristianas, la arborización y los parques y un sinnúmero de aspectos que forman la vida de todo un pueblo. Pero, sin lugar a dudas, hay uno que destaca desde la misma fundación de Villa El Salvador hasta el presente: la preocupación, el interés, los logros e iniciativas por la EDUCACION.

Nace Villa El Salvador en el mes de mayo, iniciado ya el año escolar y con un presupuesto anual avanzado…Los pobladores se van asentando semana tras semana y, poco a poco, las familias se van completando, ya no sólo se quedan a dormir y a cuidar las esteras sino que papá, mamá e  hijos se van quedando en el arenal, por lo que la preocupación por la educación va tomando más fuerza.

Lo primero que hicieron los vecinos y dirigentes es reservar áreas para los futuros centros educativos, y áreas grandes, las más grandes de cualquier Pueblo Joven existente en el Perú, pensando siempre que se irían desarrollando desde las primeras aulas de esteras hasta contar con talleres, laboratorios, granjas experimentales…por eso, todos los Centros Educativos de Villa El Salvador tienen esos grandes espacios y terrenos.

Junto a ello, vino la movilización de la población y su relación especial con el Presidente Velasco, que acogió inmediatamente el pedido de la nueva comunidad que surgía y, pasando por encima de presupuestos y calendarios escolares, en el mes de setiembre, se funda el primer centro educativo en el grupo 10 del primer sector, dándole el número 7072…Fueron unas primeras aulas prefabricadas, que fueron inauguradas por la Sra. Consuelo de Velasco y bendecidas por Monseñor Bambarén, Obispo de los Pueblos Jóvenes.

Paralelamente, desde los primeros meses, un grupo de jóvenes de la promoción 1971 de la Universidad Católica proponen y logran que se cree un centro educativo experimental, que fue aprobado también ese mes de setiembre, con el nombre de Centro Educativo Comunal de Villa El Salvador, ocupando el terreno en el grupo 15 del tercer sector de Villa El Salvador.

Los meses siguientes fueron de una gran movilización de los padres de familia, ya que Villa El Salvador crecía y crecía, extendiéndose por los nuevos sectores, exigiendo al gobierno que  se crearan nuevos colegios ya que la comunidad aseguraba los terrenos y la mano de obra en trabajos comunales para levantar las primeras aulas, pero que el Gobierno creara los colegios y asegurara la remuneración de los profesores.

Entrados ya a febrero de 1972, y acercándose el nuevo año escolar, la preocupación es mayor así como las exigencias ante el gobierno militar que, dada la importancia que da al nuevo asentamiento humano, accede aprobar un presupuesto extraordinario –fuera de lo aprobado para 1972- y autoriza la creación de ONCE ANEXOS al ya creado centro educativo 7072, de manera que todos los colegios de Villa El Salvador, incluido el CECOM transformado ya en el CECOM Fe y Alegría, llevan ese número oficial y contarían con un pequeño número de profesores contratados en cada colegio, dándose inicio al nuevo año escolar en el mes de abril, al igual que por todo el Perú, siendo ésta una de las primeras y grandes victorias del pueblo de Villa El Salvador.

Es, quizás está gran victoria la que fue marcando los años siguientes la extraordinaria relación entre Villa El Salvador y la educación: vendrían después la fundación de nuevos colegios, la gran marcha del 23 de abril de 1976 por la educación, la creación del PROMAE, del Instituto Tecnológico Julio C. Tello, etc. así como experiencias innovadoras, únicas en el Perú, como fue la creación de los PRONOEIS comunales, junto con las animadoras de educación inicial, obras todas ellas de la población organizada ya, desde 1973, en la CUAVES.

Hay que recordar también, en esos años, otras experiencias extra-escolares pero que conforman esta rica relación que comentamos: el programa ALFIN, de alfabetización concientizadora por todos los sectores de Villa El Salvador, la formación de grupos culturales, teatrales, artísticos, como “El Ayllu” y el Centro de Comunicación Popular, en 1974. La reforma de la Educación de Velasco recogió mucho de todas estas experiencias de manera que la UNESCO y grandes pensadores como Paulo Freire e Ivan Illich conocieron personalmente las propuestas educativas de la comunidad. La “Universidad Libre”, funcionando en el Centro de Comunicación Popular fue otro de los hitos de este admirable proceso educativo.

En momentos críticos para la educación y para la democracia, gobernando ya el general golpista Morales Bermúdez,  en 1977 y 1978, Villa El Salvador dice presente en las grandes movilizaciones, los paros nacionales y las históricas huelgas del SUTEP de aquellos años, donde los padres de familia, los alumnos secundarios y los profesores de Villa El Salvador defendieron la gratuidad de la enseñanza, siendo detenidos muchos de ellos y separados de la educación los principales dirigentes magisteriales de cada uno de los centros educativos. Esta etapa de lucha significó un nuevo ejemplo de la CUAVES para todo el Perú, celebrándose la victoria y la reposición de los maestros despedidos, con la llegada de la democracia en julio de 1980, siendo ya presidente Fernando Belaúnde.

Con la creación del distrito, a partir de 1984, se continúa, junto con la CUAVES la creación de nuevos centros educativos por las nuevas zonas de Villa El Salvador, desde el Técnico Agropecuario hasta los nuevos de la Urbanización Pachacamac y se avanza en la aprobación del Instituto Pedagógico para la formación de maestros en el seno mismo de Villa El Salvador.

CUAVES y Municipio, a través de la comisión mixta deciden crear un Grupo Residencial, el grupo 9 del sexto sector, entregándoselo a aquellos profesores que deseen vivir en Villa El Salvador para fortalecer la relación entre los contenidos pedagógicos que se enseñen en los centros educativos y la vida comunal, promoviendo la participación de los jóvenes estudiantes en las organizaciones sociales.

Se sigue avanzando a nivel escolar y extraescolar. Nuevos grupos culturales, juveniles, la asociación Amigos de Villa, Arena y Esteras, Vichama, la Casa Alternativa, el CIJAC, Casa Abierta, Deporte y Vida…por nombrar sólo algunos de los grupos…La inauguración de Stereo Villa y del Canal 45 se enmarca también dentro de esta relación Educación-Comunidad. Formación profesional, logrando la municipalidad que el SENATI tenga su sede de Lima Sur en el Parque Industrial. Importantísimas acciones de capacitación de la mujer llevadas a cabo desde la Federación Popular de Mujeres de Villa El Salvador, tal como quería su presidenta, la inolvidable María Elena Moyano. Se forma la Mesa de Educación, se llevará a cabo el Congreso Distrital de Educación, investigaciones y publicaciones sobre las diferentes experiencias pedagógicas y educativas que se realizan a lo largo de los años en Villa El Salvador.

Los años pasan, Villa El Salvador se consolida como pueblo, como municipio, como Comunidad y se propone nuevos objetivos de acuerdo a lo que se iba viviendo en el Perú. Por un lado, una educación para la paz, en momentos de violencia generalizada que supuso entregar desde Villa El Salvador, nuevos mártires sociales reconocidos por todo el Perú. Y, por otro, la preocupación por la educación superior, las nuevas tecnologías…Y ello, gracias a nuevas movilizaciones de toda la comunidad y sus organizaciones, se concretará en la fundación de la Universidad Nacional tecnológica del Cono Sur, UNTECS, creada por el congreso de la república durante el breve y democrático gobierno de Valentín Paniagua y puesta en funcionamiento durante el gobierno de Alejandro Toledo. Villa El Salvador es sede también de la Universidad Científica del Sur, en la zona de playas, y de la Universidad Autónoma en la Panamericana Sur, sin contar numerosos centros particulares e institutos.

Es, definitivamente, una relación extraordinaria que no la tienen muchos otros pueblos, y, muy importante, se trata de una gran creación colectiva. Y es por eso que Villa El Salvador tiene una base cultural que le ha ayudado a construir una IDENTIDAD propia, más allá de problemas, de situaciones difíciles y de fracasos notorios. Pero un pueblo con identidad sabe superar siempre con éxito los problemas. Y un pueblo educado sabe generar ideas y propuestas de cara al futuro. De ahí la obligación de todos nosotros de continuar y profundizar esta relación Educación-Comunidad, de seguir haciendo de todo Villa El Salvador un gran ambiente pedagógico y de todas nuestras acciones, unas prácticas educativas. No tengo la menor duda que, entrados ya en el siglo XXI, surgirán desde Villa El Salvador experiencias positivas como nuevos aportes a esta necesaria relación entre Educación y Comunidad.

                                                                    Villa El Salvador, mayo del 2009.

MARIA ELENA MOYANO

MARIA ELENA MOYANO

                                    Michel Azcueta

Recuerdo una mujer delgada, morena, alta para el promedio de mujeres de Villa El Salvador, que se movía con mucha naturalidad, que observaba todo, que se ponía seria,  y que, de repente, se le dibujaba una amplia sonrisa en su cara, como para que nadie se preocupara más y se animara en la conversación. Era María Elena Moyano, una mujer extraordinaria que ha dado el Perú para nuestra historia nacional moderna.

María Elena juntaba en su persona todas las habilidades propias de las mujeres del Perú: una inmensa capacidad de escuchar, una increíble fuerza para sacar adelante las situaciones más difíciles, una iniciativa creadora y, junto a todo ello, una alegría, un gusto por la fiesta, por la risa y la broma tan propia de la raza morena que llevaba con orgullo hasta tal punto que le gustaba que le dijeran “la Negra”…!

En momentos, vamos a decir “normales”, que vivimos en el Perú, María Elena fue aprendiendo desde el arenal a comprender mejor el Perú…preguntándose los por qué de unas situaciones tan claramente injustas que no deberían darse ni en el Perú ni en ninguna parte del mundo.  Y mientras iba haciendo su vida como estudiante, como animadora de educación inicial, como joven enamorada, como esposa y como madre se vio comprometida con la situación de la mujer popular y, ya con fuerte convicción, se comprometió a cambiar esa situación, organizando a las mujeres, formando dirigentes, relacionándolas con los demás sectores, con la economía, con la política, con las ideas, con el poder (generalmente en manos de los hombres…). Y, más tarde, en momentos muy difíciles y peligrosos, supo enfrentar a las crisis, defender la paz, condenar la violencia y la muerte, pero siempre transmitiendo confianza y optimismo y una alegría contagiosa…que no pudieron anular ni las amenazas de los poderosos ni las calumnias de los envidiosos ni las bombas criminales de los asesinos.

Fueron 20 años de trabajo conjunto y por supuesto que María Elena marcó mucho mi vida y mi trabajo hasta el día de hoy… Admiro en ella esa capacidad de aprender, de cambiar, de dialogar y…de reír  y festejar cada momento de la vida. El 15 de febrero de 1992 sigue siendo el día más triste de mi vida…Sé que María Elena no me lo perdonaría, así que le seguiré haciendo caso intentando transmitir alegría, valorando con todos los que me rodean, la vida…, una vida digna para todos.

Villa El Salvador, febrero 2009.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres